Desde la versión 2022.12.10, la decisión de si el modelo 184 se debe declarar o no a la AEAT se toma sumando los siguientes importes de todos los rendimientos del declarante:

  • Casilla Ingresos íntegros de la clave A, subclaves 01 y 02.

  • Casilla Ingresos íntegros de la clave C, subclaves 01 y 02.

  • Casilla Ingresos íntegros de la clave D, subclaves 01 y 02.

  • Casilla Renta atribuible de la clave E.

  • Casilla Ganancias de la clave F, subclaves 01 a 04.

  • Casilla Ganancias de la clave G, subclaves 01 a 08.

Si la suma de todas estas casillas no supera los 3000€, la declaración se sitúa en la pestaña A no declarar. Si los supera, entonces se sitúa en Pendientes de presentar.