El asiento que genera cada movimiento relacionado con una fianza se compone de apuntes en debe y haber dependiendo del origen y destino del mismo, de modo que el origen corresponde al debe y el destino al haber.

La cuenta contable correspondiente a cada posible origen o destino es la siguiente:

Inquilino: Cuenta de tesorería en la cual se recibe el ingreso o desde la cual se le devuelve la fianza.

Administrador: Cuenta relacionada con el concepto del administrador “Fianzas de alquiler”.

Entidad pública: Cuenta de tesorería desde la cual se transfiere la fianza a la entidad pública o en la cual se recupera la misma.

Arrendador: Cuenta relacionada con el grupo de liquidación al que pertenece el departamento vinculado a la fianza.

Cobrar recibos: Cuenta relacionada con el grupo de liquidación al que pertenecen los recibos que se cobran con dicha fianza.

Siguiendo esta lógica:

  • Un ingreso de fianza, cuyo origen es el inquilino y el destino es el administrador, contabilizará un debe en Banco y un haber en la cuenta “Fianzas de alquiler”.

  • Un traspaso de la fianza del administrador a la entidad pública, contabilizará un debe en la cuenta “Fianzas de alquiler” y un haber en Banco.

  • Un traspaso de la fianza al arrendador, contabilizará un debe en la cuenta “Fianzas de alquiler” y un haber en la cuenta del grupo de liquidación asociado al departamento.

  • Un traspaso de fianza de la entidad pública al administrador, contabilizará un debe Banco y un haber en la cuenta “Fianzas de alquiler”.

  • Una devolución de fianza para cobrar recibos, contabilizará un debe en la cuenta “Fianzas de alquiler” y un haber en la cuenta del grupo de liquidación asociado al departamento.

  • Una devolución de fianza al inquilino, contabilizará un debe en la cuenta “Fianzas de alquiler” y un haber en la cuenta de tesorería desde la que se le pague al inquilino.

  • Una devolución de fianza al arrendador para atender desperfectos ocasionados por el inquilino, contabilizará un debe en la cuenta “Fianzas de alquiler” y un haber en la cuenta del grupo de liquidación asociado al departamento.